Con fecha 20 de abril de 2021 el Partido Popular presentó el recurso de inconstitucionalidad número 1798-2021 contra el artículo 66 de la Ley 11/2020, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 2021, por el que se modifica el artículo 30 de la Ley 19/1991 del Impuesto de Patrimonio, y contra la Disposición Derogatoria Primera de la misma Ley 11/2020, por la que se deroga el apartado segundo del artículo único del Real Decreto-ley 13/2011, de 16 de septiembre, por el que se restablece el Impuesto de Patrimonio con carácter temporal.

1. Motivos de la posible inconstitucionalidad y reclamación

El recurso de inconstitucionalidad número 1798-2021 se fundamenta en dos razones:

A) El art. 66 de la mencionada Ley 11/2020 incrementa el tipo marginal máximo del Impuesto de Patrimonio, pasando del 2,5% al 3,5%.

El aumento en la escala a un tipo máximo del 3,5% hace que, en algunos casos los contribuyentes que tengan patrimonios que no generen rendimientos, deban abonar este impuesto, lo cual supone una reducción del patrimonio personal, vulnerando el artículo 31 de la Constitución Española, que establece el principio de capacidad económica y la prohibición de confiscatoriedad.

El propio Tribunal Constitucional ha destacado que un tributo también es individualmente confiscatorio cuando somete a gravamen una riqueza irreal, inexistente o ficticia.

B) La Ley de Presupuestos no puede crear impuestos, pero convirtiendo en indefinido el Impuesto de Patrimonio está, de hecho, creando un nuevo tributo y vulnerando así el artículo 134.7 de la Constitución, que establece que la Ley de Presupuestos no puede crear tributos, sólo podrá modificarlos cuando una ley sustantiva lo prevea, y no es el caso.

Asimismo la patronal Foment del Treball Nacional presentó el 9 de mayo de 2023 un recurso ante la Sala de lo Contencioso–Administrativo de la Audiencia Nacional para que elevara una cuestión de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional en relación con el Impuesto de Patrimonio.

Los motivos eran similares a los del recurso presentado por el Partido Popular: atenta contra el principio de capacidad económica y puede resultar confiscatorio, ya que, en ocasiones, grava un patrimonio que no produce rentas suficientes para pagarlo y, además, procede del ahorro, por el que el contribuyente ya ha tributado. No responde a la capacidad de pago del contribuyente, ya que, sumando al IRPF el Impuesto de Patrimonio, la carga impositiva puede superar el 60% de las rentas del contribuyente.

2. ¿Cómo hacer la reclamación del Impuesto de Patrimonio?

Ultimamente, el Tribunal Constitucional viene estableciendo que la inconstitucionalidad no afecta a aquellas situaciones decididas de forma definitiva, bien porque se ha dictado sentencia con fuerza de cosa de juzgada o bien porque se han dictado resoluciones administrativas firmes. Asimismo, viene considerando que la inconstitucionalidad tampoco afecta a las rectificaciones de autoliquidaciones que no hayan sido realizadas antes de la fecha de la sentencia que declare la inconstitucionalidad.

Para evitar esto, el contribuyente debe reclamar el Impuesto de Patrimonio, mediante un escrito dirigido a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), solicitando la rectificación de las autoliquidaciones del Impuesto de Patrimonio de los ejercicios 2019, 2020, 2021 y 2022, que serían los ejercicios no prescritos.

De este modo, si el Tribunal Constitucional declarara la inconstitucionalidad del Impuesto de Patrimonio, quienes tuvieran efectuada la reclamación podrán obtener la devolución de lo pagado en los 4 últimos ejercicios no prescritos.

Reclamación del Impuesto de Patrimonio por posible inconstitucionalidad

Deja una respuesta