De acuerdo con la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 15/06/2016, el art. 63.2 de la Ley de las Haciendas Locales establece que el vendedor puede repercutir el Impuesto sobre Bienes Inmuebles sobre el comprador sin necesidad de pacto. Sin perjuicio de ello, las partes pueden pactar la imposibilidad de la repercusión. 

Por tanto, la regla general, en caso de ausencia de pacto en contrario, será que el vendedor que abone el Impuesto sobre Bienes Inmuebles pueda repercutirlo sobre el comprador, en proporción al tiempo en que cada parte haya ostentado la titularidad dominical y por el tiempo que lo sea. Por tanto, hay que hacer un prorrateo.

La Ley de las Haciendas Locales establece que el Impuesto sobre Bienes Inmuebles ha de pagarlo quien sea propietario a día uno de enero de cada año. Hasta ahora esto suponía que si a lo largo del año se vendía un inmueble, el vendedor tenía que pagar todo el año. La sentencia mencionada considera que en estos casos, salvo pacto en contrario, el vendedor ha de pagar la parte que le corresponde en función de los días en que haya sido propietario durante el año en cuestión y el resto del importe del recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles puede repercutirlo al comprador, para que éste pague la parte que le corresponde desde la fecha de transmisión del inmueble.

Prorrateo del IBI

Deja una respuesta