Cuando se presenta una declaración de la renta de un fallecido y sale a devolver, la administración tributaria retiene la devolución hasta que los herederos realicen una serie de trámites.

Concretamente, si el importe de la devolución es inferior o igual a 2.000 euros, hay que presentar el modelo H-100 (solicitud de pago de devolución a herederos), acompañando la siguiente documentación (fotocopia de los documentos originales, compulsada o cotejada por funcionario identificado):

a) Certificado de defunción.

b) Libro de familia completo.

c) Certificado del Registro de últimas voluntades.

d) Testamento (sólo si figura en el certificado de últimas voluntades).

e) En el supuesto de que haya varios herederos y se desee que el importe de la devolución se abone a uno de ellos, autorización escrita y firmada con fotocopia del DNI de todos ellos.

f) Certificado bancario de titularidad de la cuenta a nombre de la personas que van a cobrar la devolución. 

Si la cuantía de devolver supera 2.000 euros, además de presentar el modelo H-100, hay que aportar la siguiente documentación (fotocopia de los documentos originales, compulsada o cotejada por funcionario identificado):

a) Certificado de defunción.

b) Libro de familia.

c) Certificado del Registro de últimas voluntades.

d) Testamento o Acta notarial de declaración de herederos.

e) Justificante de haber declarado en el Impuesto sobre Sucesiones el importe de la devolución. Si no se hubiera declarado, hay que presentar una declaración complementaria.

f) En caso de existir varios herederos y que el medio de pago elegido sea una transferencia, certificado bancario de la titularidad de la cuenta a nombre de todos los herederos o, en su caso, poder notarial a favor de alguno/s de ellos.

Declaración de la renta de fallecido

Deja una respuesta